Miquel muestra desde pequeño su interés por los sonidos, y empieza a crear sus primeras frases musicales con un piano de juguete que le compró su abuelo a la temprana edad de 3 años.

Es entonces cuando Miquel comienza a estar en contacto con la música. Tanto su abuelo como su padre son los que lo educan musicalmente, animándole a escuchar música clásica y de películas al tiempo que él les decía lo que le
transmitían.

En 1977, y a los 8 años de edad, la madrina de Miquel le propone a su madre que Miquel inicie sus estudios musicales con su hija María Josep. La señora María Josep Coll, que actualmente es una prestigiosa doctora, se mostró encantada de enseñar a Miquel a dar sus primeros pasos en el mundo del piano. A su madre le pareció una idea estupenda, y Miquel empezó así a tocar el piano con sus primeros libros oficiales de conservatorio. Desafortunadamente, sus padres no disfrutaban de una situación económica muy buena y no pudieron comprarle un piano, así que Miquel tuvo que dejar los estudios que tanto le gustaban poco más de un año después de estar asistiendo a las clases. Pero él siguió escuchando mucha música, dejándose maravillar cada vez más por el mundo del cine.

En el año 1982, y a sus 12 años de edad, es cuando Miquel descubre, gracias a su escuela Pipo, el Estudi de Música Maria Anglada. La directora del centro, María Anglada, pensó que Miquel tenía serias aptitudes para la música, y es entonces cuando les propuso a sus padres que lo apuntaran para empezar a tomar clases de piano y solfeo. Los padres de Miquel, Nuria y José, siguieron su consejo para que así él pudiera aprender este instrumento de venustas sonoridades.

Como Miquel no tenía piano en casa, en la escuela le propusieron ir a estudiar a alguna de sus aulas cuando éstas no estuvieran ocupadas. Allí empezó sus estudios con su segundo maestro, Benjamín, quien le marcó muchísimo en su carrera musical y le enseñó desde el principio a mejorar su técnica y los conceptos básicos de cómo componer. Además, le preparó con todos los libros de conservatorio para empezar a hacer la carrera clásica.
A los dos años de estar estudiando en la escuela de música, sus padres reunieron un dinero y decidieron comprarle un piano: un Paul Izabal de segunda mano.

En 1984, y con unos 14 años de edad, Miquel descubre el primer ordenador con el que va a componer sus primeras piezas musicales sintetizadas: el Commodore 64. Más adelante haría lo propio con el Commodore Amiga 500. A los 20 años de edad, Miquel entra como teclista y compositor en un grupo de pop rock llamado Jaque Mate. En él empieza sus andaduras en el mundo de la actuación en directo. Miquel sigue sus estudios con varios profesores particulares hasta que entra en el taller de música a los 23 años de edad. Financiado por su tío, se adentra en el mundo del jazz y de la música moderna y contemporánea. Un año después, comienza a pagarse él mismo su propia formación. Allí conoce al gran pianista y compositor de jazz Michael Grossman, con el que hará una gran amistad y seguirá sus estudios particulares por más de 5 años. Michael será entonces su primer maestro de orquestación y con quien continuará su aprendizaje de piano moderno y bandas sonoras.

A los 23 años de edad encuentra su primer trabajo como pianista en el restaurante Els 4 Gats de Barcelona. Es entonces cuando Miquel empieza su trayectoria musical trabajando profesionalmente en distintos lugares de Barcelona, como el Hotel Ritz, el Restaurante Santiaguiño o el restaurante El Caliu, lugar donde trabajará casi 3 años tocando el piano 6 días a la semana.
No tarda en empezar a trabajar en espectáculos como “Montand de Montemps”, o la obra “7 Chances”, actuando en distintos lugares de Cataluña.
En 1998 Miquel emigra a los Estados Unidos, donde vivirá casi 3 años en Florida. Allí trabajará como profesor en una escuela de música, siendo asimismo pianista en hoteles como el Ritz Carltono o el Quail Ridge, aparte de en restaurantes y en fiestas privadas.

Cuando Miquel vuelve a España, descubre las nuevas tecnologías aplicadas a la informática y empieza a trabajar seriamente en la composición para la imagen. Es entonces cuando, al cabo de unos 2 años, su hermano Juan, que en aquel entonces trabajaba en una productora de cine y televisión, le propone a los directores que escuchen la obra de su hermano para tomarlo como una opción en un proyecto de una cabecera para la productora Divisa. En la productora están contentos del resultado, y allí es donde Miquel empieza su carrera como músico compositor de un modo profesional. Pronto trabajará componiendo música dedicada a los audiovisuales para Planeta Agostini, Enciclopedia Catalana, Simon, Mecalux, varios documentales, programas divulgativos, culturales o de publicidad (como las PastillasJuanola), cabeceras (como Wide Pictures, Emon, Vértigo Films) o dibujos animados (como la película de “Ambilamp 3D”).
Ha trabajado como músico para las productoras Filmtel, Infinia y Apuntolapospo, entre otras. Al mismo tiempo, Miquel sigue realizando proyectos por su cuenta, como “Natura viva” (una serie de temes musicales a piano solo) o “Magic Sound’s of Light”.

Miquel trabaja actualmente de forma continuada como músico compositor para las productoras de audiovisuales Atman y Freeyourpost.
También trabaja como profesor de música, solfeo, armonía, piano, orquestación y composición aplicada al cine y la televisión.
Miquel es el director creativo de su propia productora de audiovisuales: IMAGIC DREAM.

2014 JamSession © All rights reserved.